Pasos para disolver una sociedad

pasos para disolver una sociedad

Cuando una empresa ante una difícil situación económica se enfrenta a una falta de liquidez, es normal que se plantee su disolución lo antes posible, antes de esperar al último momento ya que podría salirle más caro. Te explicamos este proceso por el que toda sociedad debe pasar para su cierre.

Lo primero es organizar una junta en la que se establezca el acuerdo de dicha disolución. Se establecerán los liquidadores que trabajarán en todo el proceso.El segundo paso es el proceso de disolución. Este acuerdo debe incluirse en el registro mercantil y en el que al final de la denominación social se incluirá “en liquidación” y será este momento en el que se abrirá el periodo de liquidación de la sociedad, pero conservará su personalidad jurídica.

En el proceso de liquidación social, los administradores pasarán a ser liquidadores con las mismas funciones pero que se encargarán de realizar un inventario y balance de toda la sociedad en un plazo de tres meses. Llevaran a cabo el pago de todas las deudas sociales, finalizar todas aquellas operaciones necesarias para el fin de la sociedad. Es importante que realicen toda la contabilidad de la sociedad y se encarguen de los libros contables en los que pondrán fin a la actividad. Una vez realizadas estas operaciones, se pondrá en marcha una reunión con la junta general exponiendo el balance final con la división del patrimonio social entre los socios. Durante este periodo la sociedad también deberá realizar los pagos de impuestos de sociedades. Al finalizar este proceso, se dará fin a la personalidad jurídica de la sociedad.

El paso final será la extinción de la sociedad. Los liquidadores expondrán los plazos, el pago de acreedores y las cuotas a socios. El documento final se inscribirá en el Registro Mercantil con los datos sobre el balance final de la liquidación con los asientos cancelados y la identidad de los socios con la liquidación que corresponde a cada uno de ellos. El Registro Mercantil se quedará con los libros y documentos de la sociedad extinguida.

Causas de la disolución de una sociedad

Las causas de la disolución de la sociedad pueden ser muy diversas, desde que haya habido unas perdidas que hayan supuesto menos de la mitad del capital social hasta la imposibilidad de haber conseguido el fin social.

Causas legales:

  • Cese de la actividad del objeto social después de un periodo de inactividad superior a un año. Esto no significa que la empresa deje de existir en ese periodo, si no que se ha establecido una suspensión de la actividad de forma temporal. En este periodo no se puede cambiar al objeto de la actividad empresarial, transformarla o transmitirla, crear nuevos contratos.
  • Si se presenta una dificultad para ejercer el objeto social ya sean circunstancias humanas, técnicas o económicas. Sea la causa que sea estas deberán de ser explicadas como justificación para la disolución de la empresa.
  • La paralización de los órganos sociales que imposibilite su funcionamiento. Una de las causas es el bloqueo en la toma de decisiones de la sociedad por diferencias entre los socios o porque no se llegan a conseguir la mayoría necesaria.
  • Grandes pérdidas del patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social.
  • Cuando el capital social es menor que el mínimo legal, sin que este sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
  • El valor de las participaciones sociales o acciones sin es superior a la mitad del capital social.
  • Por una sentencia judicial que determine el fin de la sociedad.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE